MAS PAREDES-TELEFONO Y OTROS FENOMENOS URBANOS

La semana pasada apareció de repente un nuevo ejemplar de pared-teléfono sobre la carrera 7°. Sigue la evolución de diseño de este fenónemo que no se encuentra en el norte de la ciudad, donde todos tiene celular postpago con cuentas corporativas. Cada vez son más elaboradas, y combinan servicios alrededor de la comida o la diversión.






Las paredes-teléfono son un fenómeno social y estético de abajo hacia arriba. Quiero decir que las necesidades de la gente generan una tendencia. Eso las hace interesantes para sociólogos y debería ser una lección para los arquitectos.


Debería ser una lección, porque vean el resultado del fenómeno inverso:


Arquitectura de arriba hacia abajo. La administración distrital convoca a concurso de arquitectos para diseñar casetas de ventas que desplacen las ventas ambulantes. Ese diseño futurista ganó el Lápiz de Acero (premio de diseño) del año pasado.


El arquitecto ganador no tuvo en cuenta la lluvia y el sol, y el resultado es que los usuarios terminan añadiéndole cosas que vuelven el objeto otro objeto a medio hacer en nuestro paisaje urbano, lleno de añadidos "hechizos" como dicen los bogotanos. "Mecánica nacional".




Esa mecánica nacional será objeto de otras fotos que muestren más añadidos de la gente, o sea, más cosas que le faltaron al diseñador.



























































































































































































































































REALIDAD IMAGINADA ( y los carparks)

Bonito el edificio, aparentemente, aunque la foto es mediocre (la tomé yo). Es lo último en carpark bogotensis.
Transformar la realidad! La ciudad parece tan inmanejable, tan refractaria a las buenas ideas. Entonces aparecen los blogs, y los celulares con cámaras, y los escáneres. Y es posible contraponer imágenes a la realidad, y difundirlas. Vean cómo se verían las cosas! Y son cosas posibles. Y el momento de empezar a pensar es ahora. Porque parece que de repente la ciudad se quedó sin tierra. Eso al menos dice Planeación Distrital, aunque Camacol tiene otra opinión (busquen la revista, es muy buena).
Pero haya o no tierras para expandir aún más la ciudad, parece que ya cogió vida propia la idea de REDENSIFICAR!! Valoricemos la tierra urbana, usémosla intensivamente. Que viva Koolhaas en Bogotá!! Densidad, agite, cambio. Y en medio del caos, calmas, vidas cotidianas.

Los carparks eventuales están a la vista, pero como en la historia se repiten las historias, en el momento más inesperado, en Bogotá hace su aparición una generación de parqueaderos inamovibles. Y para más ironía, son construídos en el Centro Internacional, experimento urbano de avanzada por excelencia. Vean Uds. los últimos ejemplares:

Este con la clásica rampa en tornillo, y "tratamiento de fachada" para los parqueaderos, parece de hace treinta años

Este es urbanísticamente atractivo, sobre todo la fachada sobre la avenida, hasta que aparece la típica apariencia de parqueadero de hace treinta años: Acabados burdos, sin vidrios. Fachada de superboard, cielos rasos a la vista. Vejez triste. Rampas y desperdicio de suelo urbano.

Qué se puede contraponer a esos enormes ponques de concreto? La seducción, solo la seducción. Después de la apoteosis de la Inteligencia Militar, está IN la seducción. Imágenes seductoras, que abran el camino a las riquezas que puede producir el suelo urbano.

Quiero pensar que esta imágen es seductora, o que esta en camino a serlo, como Marylin Monroe cuando aún era Norma Jeanne. Sobre todo si se la compara con lo que hay ahora:



En rojo, el carpark entre edificios















Una cubierta urbana sostenible

Fans: Muchos días sin publicar.  Miren estos bocetos de arquitectura: en una esquina en La Candelaria, un hostal Se puede hacer...