URBANISMO: La naturaleza, es un órden o un proceso?

La Naturaleza es un órden, o un proceso? Y dónde cabe ahí el principio de precaución?
El Ordenamiento Territorial es un campo de trabajo tan variado y rico en paradojas que se dan polémicas las cuales trascienden el aspecto meramente técnico, y nos enfrentan a dilemas filosóficos. Desde que Alex Vaca comenzó a preguntar al auditorio al iniciar su exposición sobre el aspecto ambiental del ordenamiento, si existe un órden natural en la naturaleza, yo empecé a sentir una creciente inquietud que fue tomando forma en un argumento.
Existe un órden natural en la naturaleza? Pregunta Alex a los asistentes. Hace la pregunta suponiendo la respuesta: Por supuesto que existe un órden natural, y nos corresponde identificarlo, y protegerlo. De ahí se deriva que los cambios que los hombres le hacemos a ese órden, sobre todo con el ánimo de lucro son, por consiguiente, intromisiones en un plan preconcebido. Nuestra inteligencia es entonces una trasgresora dolosa, pues busca innovar. Me parece recordar de mis clases de religión, que esa misma inteligencia, con otro nombre, fue la culpable de que nos sacaran del Paraíso Terrenal, por las mismas razones. La de Alex es una pregunta con un trasfondo moral.
Yo no leo un órden, o un propósito, en la vitalidad caótica de la naturaleza. Yo leo un proceso azaroso, impredecible, con finales abiertos. El futuro es una suma de historias abiertas, todas posibles, y por verificarse como la que menciona Richard Feynman, premio nobel de física.. Las escalas temporales de los humanos son tan cortas relativas a los tiempos de la naturaleza que el estado de cosas que tomamos por órden porque ha prevalecido los últimos 10mil años solo es un fugaz lapso de estabilidad en el feroz proceso de prueba y error que lleva 4,500 millones solo en este planeta. Ahora sabemos que durante el lapso de vida de la Tierra la naturaleza se ha autoaniquilado y recompuesto varias veces sin intervención humana . Y cómo es de frágil y contingente cualquier estabilidad temporal. Si un asteroide colisiona con la tierra y aniquila el 95% de su biomasa, eso es preservación del órden natural de las cosas? Si un aumento en el viento solar perturba el ciclo del calcio aqui en la Tierra, morimos asfixiados todos, con o sin POMCAS, ambientalistas, y pajaritos. Entonces, cual órden estamos protegiendo? El órden de los últimos 10 mil años. Y si por defender ese órden actual castramos todos los posibles otros procesos futuros? Esa paradoja entre exitencia y posibilidad está en el centro del debate sobre los mecanismo de evolución, como la enunció el biólogo alemán Jakob von Uexküll:"Las estructuras presentes impiden la formación de estructuras en potencia." Qué tal que una ambientalista como Helena se hubiera opuesto a la aniquilaciónde los dinosaurios con el argumento de que así era el órden natural de las cosas en el Jurásico? Entonces no hubieran aparecido los mamíferos, o sea, nosotros. Y Alex no estaría para defender como órden natural de las cosas la relativa calma pasajera desde la última glaciación.
Puesto ya en esta situación, me voy derechito a la yugular: El principio de precaución al reves significa que no sabemos nada, y que además no podemos saberlo, pues pretenderlo pone en peligro el órden que algunos creen vislumbrar. El principio de precaución es algo que aplicamos para no perturbar un órden existente. Pero si la Naturaleza la concibo no como órden preexistente sino como un proceso aleatorio del cual apenas estamos aprendiendo a cómo conocerlo? La naturaleza ha creado todo el edificio de la vida mediante la prueba y el error. No aplica el principio de precaución. Si lo hubiera aplicado, no existiría, por definición.

No hay comentarios: