el asunto weinstein y el cerdo masculino

Leí la carta de Catherine Deneuve sobre la lapidación mediática de Harvey Weinstein, el magnate de Miramax, y me gustó  mucho:
 ://elpais.com/cultura/2018/01/10/actualidad/1515609248_258352.html
Después leí las declaraciones de Brigitte Bardot sobre el asunto y también me gustaron.
https://www.lavanguardia.com/gente/20180118/4497982642/brigitte-bardot-contra-denuncias-acoso-sexual.html
Las francesas se oponen a las norteamericanas que han armado el escándalo, y me parecen más honestas y sofisticadas sexualmente. El cerdo masculino tiene su contraparte, algunos dicen que su génesis, en la mujer equivoca. Expongo dos viñetas para describir lo que entiendo por Mujer Equivoca. La primera es la calificación de la mujer en un concurso de belleza como el de Cartagena: Nalgas: 40, Tetas: 90, piernonas: 75, pero no sea morboso, lo importante es el alma.
La segunda es lo que implica afirmar que si un hombre me mira es un viejo morboso, y si no me mira es marica.Hasta aquí, tienen razón las francesas. El machista tiene su vieja machista que se aprovecha de él. Cuántas de las víctimas de los encuentros cercanos del tercer tipo que le cargan a Weinstein lo son con diferentes dosis de hipocresía y de mujer equivoca?
Cuantas no le jugaron el cuento porque ellas dan por sentado que así es el juego con un hombre? Cuantas no dan por sentado que ese es el rol de una mujer: Jugar con la libido masculina? Y si con eso consigo lo que quiero de fama y dinero, y además me doy un ego trip? Y qué tal si remato el asunto participando en una lapidación mediática masiva y que además resulta autopurificadora, porque termino posando de víctima de un cerdo sátiro?
Siento que las francesas han tenido mejores polvos, más refinados, que las norteamericanas. Hablan de los hombres como si nos entendieran de una manera mucho más integral que las otras. Me siento apreciado y respetado por esas mujeres. Casi que protegido. Las otras me parecen una turba de vestales buscando linchar cerdos.
No hablo por los que afirman que todas las mujeres son putas, menos la mamá, ni por los que usan la violación como arma de guerra. Las mujeres son nuestras socias en este mundo, compartimos el mismo destino, estamos inextricablemente ligados. A ambos nos empuja el uno hacia el otro por igual la más profunda pulsión de la vida.


No hay comentarios: