martes, 13 de noviembre de 2012

MURIO LEBEUS WOODS

Leo en el NYT que murió Lebeus Woods, a la tierna edad de 72 años. Destaca su influencia en generaciones de arquitectos, y otros. Un arquitecto que nunca construyó, y del cual nunca se construyó un diseño..
Y sin embargo, su muerte es motivo de mención y de reflexión. Para mi, Lebeus es el sueño que nunca realicé. Fue talvez el más libre de todos los arquitectos. Nunca tuvo que odiar a, y negociar con, el cliente. Su audiencia no era su responsabilidad: Allá los locos que libremente, y con ojos "Wide Shut", decidían volverlo su guru. De alguna manera eso es hacer de su solipsismo un nicho económico. Y dió vida y continuidad a la práctica antigua de la utopía en la arquitectura. Sus dibujos a la manera de Piranesi impactan por la escala, y la impudicia con que nos devela las posibilidades de soñar.
La vista desnuda del sustrato geológico de Lower Manhattan nos muestra una para-realidad muy inquietante.
Qué pasaría si se hiciera un gigantesco dique en el rio Hudson, a la izquierda, y secara el cauce del East River? El abismo con ventanales góticos de talvez un kilómetro de altura es tan impactante y sorpresivo!


También mencionan la muerte de la italiana Gae Aulenti. Fundamentalmente se la conoce por el Museo del Quai D'Orsay de Paris. Pero a mi me llama la atención porque fue una si no la primera mujer que se le midió a contratos de arquitectura con el estado. Y a contratos que no eran de vivienda, ni casas, sino restauración y reuso de edificios del paleoindustrial temprano. Fíjense en la escala del pabellón central del Quay, que es una antigua estación de ferrocarril restaurada por ella.
Zaha Hadidd, Elizabeth Dirrell, Elzabeth Platter-Zyberk, Denisse Scott Brown y todas las otras grandes divas arquitectas de ahora caminan en las huellas de mujeres del calibre de Gae Aulenti.

















Colonizar un rio?

Le pongo colonizar porque por ahora no se me ocurre otro término para describir lo que proponemos hacer aqui:
Canal del rio Arzobispo, Bogotá, foto bucólica de una de esas tardes cuando los bogotanos llegamos a creernos el cuento de que somos mejores de lo que somos. Propuesta para apoderarse de manera artera de un tramo del patrimonio ambiental de nuestros nietos, y usufructarlo calladito bajo el manto de un mantra ecológico que haga aparecer al lobo como oveja. Aqui va el carretazo:
Proponemos usar parte del corredor ambiental para ampliar la oferta de espacio del restaurante, pero también como experimento urbano del uso que se les puede dar a los corredores ecológicos cuando ese uso redunda en ventajas para la sostenibilidad en medio de la urbe de ese corredor ecológico del nivel principal.



En los años 90 en Cali había cafés a lo largo del rio, en el Sector de La Tertulia, donde los camareros atendían pedidos en patines, para pasar la calle y atender las mesas situadas en bahías donde se ensanchaba el andén.


El domingo 18 me encontré con una curiosa procesión en el Rio Arzobispo. Parecían KuKluxKlan, por capuchas blancas picudas. Pero eran inofensivos. Son una cosa llamada Arte en Cauce (www.arte-en-cauce.wix.com). Deben tener algún contrato con la Alcaldía para hacer lo que ahora llaman "sensibilización". Ellos nos "sensibilizan" sobre el drama de los rios y el agua en nuestras ciudades. Me parece muy bien. Si nuestros papás y nosotros mismos no fuimos capaces de cuidar el agua, pues que nos enseñen.
En la misma página web aparece otra con la que  me siento identificado inmediatamente: www.humedalesbogota.com (raro que no sea org. o algo asi, no les parece?-Curioso que uno tan anárquico tome como información algo tan "frívolo-formal" como el sufijo electrónico, pero tiene sentido, por otro lado).




Obras de pequeña factura?

Este es un proyecto de pequeña factura, que llaman. Porque los llaman así, parece paradójico. Generalmente son muy complejos. Un garaje en un edificio amenaza ruina por desplome de muros de cerramiento. Se desploman porque el suelo se deseca. La solución es necesariamente interdisciplinaria. Hay un ingeniero geotecnista, quien lleva la batuta. El subsuelo es el señor de la arquitectura. Matthew Wells afirma en un libro muy bello llamado Engineers (Routledge, London & New York, 2010) que las pirámides han durado hasta ahora por un trabajo excelente de geotecnia: El subsuelo se mejoraba mediante un sistema como capas de cebolla de diferentes rellenos. El equipo de diseño está dirigido por el geotecnista, cuenta con un calculista, un asesor hidráulico, un ingeniero de estructuras metálicas, y moi, el arquitecto. Soy como un broker que consensúa la solución espacial de un diagnóstico técnico. Hay también un interventor, ingeniero civil con mucha experiencia. O sea, el equipo de cascos blancos es casi tan numeroso como todos los demás colores de cascos juntos
Satisface así varios de mis criterios para que me interese: Es pequeño, complicado, interdisciplinario, y con presupuesto apretado. O sea, estas siempre a un paso de la derrota digna, del fracaso irlandés. Fíjense el estado original del garaje: Fisuras, desplomes, humedad....Miren el solo nombre técnico del trabajo para que se den cuenta de lo enredado que puede ser el micromundo: Contratista: INGECIENCIAS S.A. (Ing. Hector Parra F.): Estudio, diagnóstico geotécnico y estructural y diseño (arquitectura, presupuestación, programación y construcción), de zona agrietada en el multifamiliar San Marcos, carrera 11 con calle 91, Bogotá.
La humedad deteriora muy rápidamente una estructura. El aire descuidado incide en el valor de la finca raiz.

El garaje se veia congestionado. Compartimentado, oscuro..
Por fuera se aprecia el tamaño de las fisuras. El peso del jardín sobre la placa contribuye a agravar el problema de las cargas sobre la placa y el muro de cerramiento
El nuevo cerramiento y la nueva cubierta siguen un criteriode diseño: Lo nuevo debe estar articulado, no pegado ni anclado, a lo viejo. Si vuelve a haber movimientos diferenciales entre las estructuras, estos movimientos se resuelven sin generar fisuras.

}

El concepto de diseño es similar al de un puente: Un extremo anclado, el otro extremo simplemente apoyado. Si hay movimientos diferenciales, estos se resuelven al interior de la propia estructura, como se aprecia en el siguiente dibujo (DIBUJO)




Demolimos la placa y el muro de cerramiento, liberamos y descolgamos las tuberías de aguas negras. Hicimos el pórtico que sostiene la placa, y la tubería liberada y colgante tiene un aire de disección: El intestino grueso, las entrañas a la  vista.

Las obras en "obra negra" tienen un encanto para mí: Se acentúan los claroscuros, todo adquiere un aire como de estar en las entrañas de algo. Definitivamente me gusta hablar de una "Estética de la Obra Negra".

El interventor y Hector Parra durante las demoliciones iniciales

La armada de la cubierta. Nótese la armadura de la viga de borde externo

Y este es el muro nuevo. No es un pórtico enchapado (ver dibujo 1) como se concibió originalmente, sino un muro autoportante con grouting (ver dibujo 2). El cambio de especificación es una adaptación a la realidad. En un fin de semana durante las demoliciones, se encontró una realidad diferente de la que se había previsto. Por el borde del lote, por donde debería ir la fila de 7 pilotes, se encontró una enorme viga de cimentación cuya demolición hubiera demorado y encarecido enormemente la obra.  Rápidamente hubo que revaluar todo el diseño, y al adaptarlo a esa realidad encontrada, su solución resultó muy arquitectónica: El pórtico de vigas y columnas que sostiene la cubierta por ese lado se corrió hacia adentro 40 centímetros. Eso resultó en dos columnas sueltas en  el espacio, el muro autoportante que permite una ventana corrida, y una placa muy liviana muy bien pendientada por debajo, con su viga descolgada. 

Le entrada. No le cambiamos nada, pero se lee completamente diferente ahora. Es un poco más ancha, y la factura de la obra nueva es muy superior a la de la obra original.
El espacio interior del garaje si que cambió. Sin muros intermedios, con una mayor altura, iluminado, las columnas y las tuberías sueltas en el espacio le dan un aire moderno. Como lo muestran estas fotos, la manufactura fue cuidadosa.


Los dos dibujos que determinaron el diseño y la construcción externas fueron curiosamente premonitorios de lo que se construyó finalmente.

Encontrar el material que reemplazara el enchape de 30 años fue en si misma una tarea. Para que el edificio no se viera remendado. Bloque liviano Yomasa oscuro liso, y su respectiva fachaleta. Liviano, barato, muy bien maquinado. Hubiéra sido ideal rematar el trabajo con un diseño de jardín en la terraza. Es por eso que a la foto le falta algo. "Pues las matas, pendejo!"