martes, 11 de junio de 2019

Alguna vez dije que iba a comentar edificios que en mi opinión estaban cambiando la silueta en Bogotá. 
Ahora creo que es un asunto de urgencia, porque la ciudad esta cambiando a tal velocidad que cada día cuenta.
Empiezo con el primer edificio, del que ya he publicado fotos anteriormente, pero que además, pienso, es el que va a tener más impacto social y cultural.
Torre Atrium. Conjunto de dos torres, una de 80, y la otra de 50. oficinas, comercio, hotel. Aproximadamente 220 m2 de área construída. Para su ilustración, cada una de las torres gemelas tenías 110,000 m2 construídos, en Arquitectos Rogers&Mazzanti  Tienen una página (https://es.wikipedia.org/wiki/Torres_Atrio). De ella sacodatos: son dos torres, y el proyecto se hizo posible cuando alguien le vendió a alguien, y se pudieron englobar dos lotes, que aún se aprecian en el plano catastral más abajo. Estructuralmente es lo que me imaginaba viendo el inicio de la torre B hace 5 meses. Es un principio estructural y constructivo parecido al del edificio UGI de 1974, obra de Eduardo Vargas Rubiano (https://es.wikipedia.org/wiki/Edificio_UGI). A qué no adivinan cuál es el principio. Deberían deducirlo con solo ver las fotos de uno y otro.

Plano google del lote sin la torre, a la fecha. Eso demuestra que los planos google de Bogotá son anticuados.
Captura de pantalla del Mapa del portal de Catastro. No aparece el  lote del proyecto como tal. Aquí también se nota lo anticuado de los mapas locales.

EL 30 de junio hice un recorrido flanneur aprovechando la tarde soleada. Estas son las fotos de esa jornada:
Foto 1:
La torre ya va en su sexto mes. Desde la calle 26 al norte.
 Se ve la torre del Banco Cafetero (Borrero-Zamorano-Giovanelli, terminado en 1962) a la derecha, y un edificio terraceado de Pizano Pradilla y Caro de vivienda al centro. Fíjense cómo se diferencian estructuralmente las tres torres. La del banco cafetero es una típica torre tipo World Trade Center años 70. La estructura es perimetral. Eso permite mayor área libre vendible por piso que si tuviera columnas en la mitad de los espacios. En Bogotá hay varios buenos ejemplos de ese tipo de estructura (ya haremos alguna publicación al respecto). La del centro es para mí una regresión, siendo casi contemporánea de Atrium, con esa pesada y manida cuadrícula de fachada en ladrillo. No se puede hacer más con un sistema Outinord que además va forrado en ladrillo (?). Atrium se ve absolutamente diferente, en su volumetría facetada, y reflectante en sus grandes planos articulados. Igualmente son novedosos sus materiales. La fachada flotante pesa apenas 25 lbs./plg2, una fracción de lo que pesa una de ladrillo. La estructura nuclear alrededor de los cárcamos de ascensores, con un perímetro de columnas arriostradas permite una gran limpieza y velocidad constructiva. Es de resaltar la buena calidad de acabado de las placas de entrepiso en concreto visto (mejores formaletas, y mejor desencofradas, que las que se usaron en la Universidad de Los Andes en el edificio de arquitectura 2018), con entrepisos Steeldeck a la vista!!).

 Una propiedad de la torre es su volúmen facetado, con las líneas rojas de las diagonales y verticales metálicas actuando como embones de costuras. En la foto se aprecia en la perspectiva el carácter de gran avenida que es la Caracas. Y da una tristeza ver lo que quieren hacer de ella: apenas un corredor de movilidad proletarizado). Los enormes planos de vidrio adquieren un bruñido muy impactante y característico cuando reflejan el sol de la tarde.
 Las diagonales de sus lados facetados son una propiedad que resalta en cualquier ángulo de vista. Vuelven el volúmen muy dinámico desde cualquier lado que se le mire. Articulados por los embones estructurales de las riostras de metal rojo a la vista, los enormes planos se sienten livianos.
 Esa comparación de los dos estilos personificados en ambas torres es muy expresiva. Resalto lo ingenioso de los pisos recedidos de Atrium y la manera como se aplica el vidrio para lograr los planos facetados de la torre. La delgada estructura de esbeltas columnas redondas que rodea el núcleo estructural de ascensores va atirantada diagonalmente por la estructura metálica de vigas IP y empates acartelados, pintados de naranja.



Resalto la atormentada geometría de la torre de ladrillo en estructura Outinord, que procura de manera imposible darle movilidad a un sistema constructivo que no esta hecho para esos niveles. Y la descansada elegancia de la nueva estructura
 Vista al occidente a lo largo de la calle 28. Otra comparación de la torre con edificios más antiguos. A la derecha el edifico de la original fábrica Bavaria, 1921, ejemplo perfecto del Modernismo que planteó Eric Mendelsohn, Es un edificio casi centenario.Pero se ve bastante moderno. Mucho mejor que la torre Outinord forrada de ladrillo de PP&C que mostré en fotos anteriores.
 Detalle por debajo del arranque facetado de la estructura. Se aprecia en profundidad el espacio geográfico con los cerros orientales, y el espacio urbano, pues al fondo de ven las Torres del Parque.
Soné muy lambón? Pero soy sincero, me encanta esa torre, y las razones saltan a la vista en las fotos donde aparece con los edificios contíguos. No es publicidad pagada, y no pagada. Es una reseña profesional sobre los cambios profundos que observo desarrollarse en el paisaje construido de la ciudad.