lunes, 30 de mayo de 2016

Estructuras futuribles, lo indeterminado pasajero o la antiarquitectura

Este es un artículo que empezó y nunca acabó, pero leyéndolo, pienso que vale la pena publicarlo, Uds. me dirán.
Estructuras futuribles, y lo indeterminado pasajero
ESTRATEGIAS DE DISEÑO PARA UTILIZAR UNA TERRAZA DE UN EDIFICIO MULTIFAMILIAR
“Los defectos que no podemos manejar los declaramos virtudes” Oscar Wilde
“Si no puedes con él, únete a él” Sabiduría popular
“Si no puedes demolerlo, ni esconderlo, expónelo y úsalo”: Corolario arquitectónico de las 2 anteriores

“Qué se puede hacer en esa terraza?”. Esa pregunta es terrible, configura un programa arquitectónico ella solita. Imagínese algo, cranéese algo, descrésteme.
Qué se puede hacer en la terraza de un multifamiliar? Cualquier cosa y ninguna. Cualquier cosa se puede instalar ahí. Ninguna durará. Hay algo más cambiante que la lista de copropietarios en un edificio moderno?  Y sin embargo, hay algo más importante que la terraza de un edificio? En la terraza esta el perfil contra el cielo, el outline urbano. En la terraza de los edificios se decidirá la suerte de la temperatura y el albedo de la ciudad. Entonces, cual puede ser el proyecto arquitectónico para una terraza sin dolientes en un edificio de presentes tan fugaces, y futuros tan inciertos? 
En suma, no sé quienes van a ser mis clientes, ni yo ni ellos sabemos qué queremos; Y yo debo averiguarlo solo, para ser exactos, porque ellos quieren que les abran la mente con ideas. El antecedente es malo: a qué junta administradora se le ocurrió gastarse los millones que costó calcular y erigir El Monstruo? Ya les presentaré a El Monstruo.
Es un edificio de apartamentos en la calle 91 con carrera 11; El Chicó, Bogotá. Edificios de hasta 5 pisos, en tipología aislada, como se aprecia en las fotos. La tía abuela de un ingeniero amigo vive ahí, él me planteó el problema, y estas son las respuestas arquitectónicas. También se puede entender este artículo como un intento de armar un programa arquitectónico abierto.
Vista del costado sur de la terraza, parado encima de El Monstruo. Nótense los buitrones de las chimeneas, y las fachadas laterales retrocedidas y abiertas de los edificios colindantes = tipología aislada, en jerga de normativa.
La terraza es grande, unos 200 m2 divididos naturalmente en dos áreas, una al norte, otra al sur. En la mitad, dividiéndolas, esta El Monstruo. Es una base triangular de concreto armado empotrada en la estructura del edificio para anclar ahí una antena parabólica modelo 1990, lo que nunca se hizo. Es concreto masivo color ratón chorreado por la lluvia como un bunker alemán de la guerra, lados de 5 metros, vigas de .5 de sección(!), con una altura que ni pensada, pues no es tan alto como pasar por debajo, ni tan bajo como para pasar por encima, entonces, no deja pasar, y esta a la altura del ojo.
Vista del costado norte de la terraza. Nótese la altura similar de los edificios alrededor, y las diferencias de remates (algunas son terrazas, otros son cubiertas inclinadas).
 El programa es todo en arquitectura. El programa actua tanto como la hoja de ruta como la checklist de su éxito. Cómo sacarle programa a una comisión tan amplia?
Qué hacer con el monstruo? Como en la zarzuela, una de dos: Demolerlo, o usarlo.  Esta propuesta contempla mantener el monstruo, y no diseñar ninguna arquitectura nueva.

El Monstruo. Demolerlo es un ´problema técnico, pues son casi 3 m3 de concreto reforzado de más de 4,000 p.s.i. = 7 toneladas largas con hierros de 1"! pero demolido son 7x1.3(factor de expansión)= 9.1 m3= 2 o 3 volquetas de escombros, lo que implica colocar grua en la terraza para evacuarlos, imagínense!!!
Entonces lo que se propone como estrategia para aprovechar el bunker es una estrategia de uso de la terraza. No se hace un diseño sino la visualización de los posibles usos que se le puede dar alrededor de una tarima “inamovible". La suma de esas visualizaciones permite trazar la mejor distribución de una red de servicios que hagan posible  las zonificaciones de esos usos: Gas, luz, energía bifásica y trifásica, sonido, señal de TV, reubicación de BALls. Toda la terraza WiFi, con parabólica. Y la infraestructura de argollas para tensores, anclajes para mástiles, etc. necesaria para permitir diferentes distribuciones de carpas, toldos, etc
A continuación vienen los dibujos, que son de 3 tipos.
Primero son 3 isométricas generales de la terraza del edificio.

Isométrica de la volumetría del edificio, mirando hacie el NE.

Isométrica edificio mirando hacia el NE

La cara norte de la terraza, que es muy diferente de la cara occidental.

En segundo lugar vienen 5 manoalzadas sin escala que son el núcleo de la exposición, pues son visualizaciones de los posibles usos que puede tener El Monstruo, y se explica la manera como de esos dibujos surge la distribución de redes y puntos de servicios y anclajes que posibilitan las variadas posibilidades de esta estrategia de "no diseño":


Dibujos que muestran maneras diferentes de utilizar la terraza, y que sirven de insumo para la distribución en planta del siguiente dibujo

El tercer tipo de dibujo es la planta de la terraza, con una zonificación por descuento. Esto quiere decir que empiezo colocando las áreas que no puedo utilizar, para que al descontarlas me queden las útiles.
La planta muestra el área neta para utilizar, después de quitarle las áreas de seguridad y servicios, y la ubicación de esa área. Eso permite trazar las redes de servicios y los puntos de anclaje.
Como corolario de esta exposición, se me ocurre que este tipo de no diseño produce sin embargo una posibilidad arquitectónica. Un edificio construido es una certeza arquitectónica, pero una posibilidad arquitectónica solo puede ser la serie de dibujos que muestran paisajes alternativos para un mismo sitio.

Dibujos sueltos

Cuatro pequeños dibujos a mano alzada. Ya los había publicado en las Páginas, pero ahora conozco que poner artículos en la sección Páginas ...