domingo, 30 de noviembre de 2008

Metalturas, o como sacarle elk jugo al aire

Como lo dice el perfil de este blog, celebro el final de la expansión ilimitada del suelo urbano, y cómo ese final abre el camino a otras posibilidades donde la utilización intensiva del suelo urbano es el reto darwiniano del cual las paredes de servicio, los parqueos mecánicos y la arquitectura temporal son solo algunas de esas nuevas familias evolutivas. Todas ellas ya han sido expuestas en este blog en alguna de sus publicaciones.

Una rama evolutiva que me parece prometedora es la de las sobrealturas; Miren cómo surge una:

A lo largo de una vía importante se encuentran tramos con edificios antiguos, con tres o cuatro pisos de altura y parqueo para la mitad los inquilinos.



En las esquinas, los edificios tienen más aprovechamiento de sus fachadas. Luego propongo este primer ejercicio en los dos edificios que dan esquina sobre la vía principal.

La integración de la vieja estructura y la nueva plantea interesantes posibilidades de diseño. Yo propongo una:



Esos pisos extras deben ser livianos, estructuras metálicas, particiones y cerramientos superboard, muros sándwich, mucho vidrio. La adición es un retroceso, formando una terraza perimetral. La cubierta siempre debe tener como mínimo un acabado que reduzca la refracción solar. Lo deseable sería que cada cubierta fuera un jardín muy liviano. Los ingenieros geotécnicos y los estructurales tendrán una edad dorada aportando soluciones para reforzar y adicionar estructuras y dotar de parqueos adicionales a esos edificios reutilizados. Surgirán cubiertas vegetales con árboles enanos, vegetaciones adaptadas a ambientes urbanos densos, con hojas de coloraciones desconocidas para reducir efectos de invernadero, peludas para que absorban contaminantes ambientales. En esas cubiertas surgirá una agricultura urbana de subsistencia con cultivos hidropónicos.