sábado, 21 de enero de 2017

Otra vez síndrome de atemción dispersa

Hola,fans:
Parece que sigo cayendo en el síndrome de atención dispersa que traté en cinco artículos entre 2013 y 2014.
Miren Uds.si no.
Qué hacen dibujos de una perra mezclados con un muelle en forma de embarcación para llevar turistas a una recién reinaugurada estatua de la Virgen del Carmen en la mitad de la bahía de Cartagena?
Empecemos por la perra.Le dicen Frieda, es una hembra de golden retriever, de solo 7 meses,una preadolescente. Vive en una jaula dorada, y yo conviví con ella 15 días, durante los cuales la observé atentamente. La curiosidad se vuelve dibujos sacados de la cámara del celular. Son dibujos en barra de grafito puro Pitt ref. 2900, dureza 6B, sobre papel carta bond; en su forma final los pasaré a dúrex de 200 gramos.

Idem
La perra Frieda duerme sobre el sofá con total abandono

La perra Frieda me observa atentamente. Esa mirada concentrada en mi sabe que hay galletitas en el bolsillo de mi chaqueta.
Los siguiente dibujos son arquitectura. Vean lo que se propone, que es tener una plataforma de observación para unas 20 personas (medio cupo de un funicular), a unos 20 metros de altura, para contemplar la estatua en la mitad dela bahía.
La plataforma de observación esta en un muelle de madera sobre pilotes hincados en la arena del fondo marino, que en ese sitio no pasa de 2 metros en marea alta. La forma de ese muelle puede variar. Lo que consigno aquí es apenas el primer boceto de la idea, y la forma escogida para ese primer boceto es la que ven. Seguramente evolucionará.
El dibujo debería hablar por si solo.

boceto arquitectónico del muelle de observación, el cual se puede construir por etapas
La bahía de Cartagena, y en círculo rojo la estatua de la Virgen
Surge una idea que hay que comprobar, pero que permite imaginar un paisaje donde la plataforma de concreto donde reposa la estatua actualmente es la base para establecer un manglar. La poca profundidad permite plantearse esa posibilidad. Si esto fuera posible, la virgen pasaría a llamarse virgen del manglar, lo cual me parece un nombre más evocativo.
Esto tiene la ventaja de que la enorme y fea base actual, intocable, dice la armada, se camuflará entre los árboles del manglar. Exploraría la posibilidad de plantar palmeras también.
Para contemplar de cerca la virgen del manglar uno puede imaginarse varios modos:

Desde el aire, un dirigible, o un globo, podría sobrevolar a muy baja altura la estatua. Es una posibilidad que puede prosperar, porque podemos anclar el dirigible, o el globo, al mástil del elevador de la plataforma de observación.
Ya hay viajes en lancha alrededor de la estatua, pero no pueden ser largos, y no permiten tomar buenas fotos, y dependen mucho del clima.
Pareciera que un viaje en submarino no es posible debido a la poca profundidad
Entonces, con o sin manglar, arquitectónicamente lo que se plantea es aprovechar la poca profundidad para anclar en el lecho marino un muelle, que puede ir creciendo por etapas. Ese muelle puede ser sencillamente una plataforma de madera teca sobre pilotes de concreto o madera de manglar anclados al fondo marino. La forma de la plataforma irá evolucionando con el proyecto. Inicialmente, para este boceto primero, se plantea que la plataforma sea en planta un navío, como lo muestra el dibujo, que se puede construir por etapas.
La plataforma se coloca al sur de la virgen, según el mapa adjunto[RAB1] , porque el rostro mira para el sur, y la ciudad le sirve de fondo. Esto tiene varias ventajas: Permite tomar fotos durante todo el día, sin importar que sea mañana o tarde. También tiene la ventaja de mantener el suspenso de la vista que se tendrá desde el muelle de observación, puesto que las vías de aproximación desde la ciudad llegan por la espalda de la virgen, y por lo tanto solo se puede apreciar el rostro cuando se la sobrepasa y se voltea 180 grados.
La plataforma se coloca a una distancia apropiada por seguridad, y que permita apreciar tanto la estatua como el manglar.  Inicialmente esa distancia se estima en 50 metros, y las isométricas anexas muestran esa distancia.
Sobre la plataforma se erige una especie de arboladura de velero, para izar una plataforma de observación unos 25 metros. La plataforma podrá acomodar unas 20 personas.
Las condiciones marinas estropean rápidamente las partes móviles metálicas y eléctricas, y el mantenimiento es muy costoso.
Por eso se plantea la arboladura tipo velero. Esta permite que la plataforma sea levantada por un sistema de poleas marinas, un polipasto que será él en sí mismo una atracción.
El muelle se zonifica: una franja alrededor es para la gente que entra y sale de los barcos. Hay una zona para un restaurante múltiple (comida rápida, gaseosas y jugos, restaurante a la carta, etc.)
Hay una zona para tienda de souvenirs, entre ellos estatuas a escala de la virgen, en el mármol original.
La forma tanto de la tienda como del restaurante serán audaces versiones de artefactos navales, Las cubiertas pueden ser toldas, por ejemplo.

No hay comentarios: